Centro de Artesanía

El alma y la memoria popular laten entre el gremio artesano que con acierto ha sabido siempre aprovechar lo que el medio le ofrecía. En este territorio de rojas tierras existe el topónimo de las mimbreras; sin duda, las labores del mimbre toman particular protagonismo en Barlovento. En las zonas húmedas, entre el monte verde, crecen las mimbreras y sus finas ramas, de color oscuro, se transforman con maña en ceretas, canastas, costureros o robustos cestos para cargar estiércol. Esta, unida a la cestería de hoja de drago y de colmo se hacían necesarias para los trabajos del campo. Antaño los telares formaban parte del mobiliario doméstico, las mujeres tejían en ellos las cálidas lanas, lino y las viejas telas que se reciclaban para confeccionar las tradicionales traperas multicolores. Minuciosos bordados, labores de ganchillo y macramé, cerámica, trabajos en madera, creaciones sobre papel, de tradición venezolana, y una variada gama de productos se muestran en el Centro de Artesanía de Las Mimbreras. En este pequeño recinto, ubicado en La Laguna de Barlovento, podremos adquirir estos trabajos inspirados en el pasado, mezcla de arte y habilidad.